Reciente

Post Top Ad

Your Ad Spot

sábado, 29 de junio de 2019

Te consideras una buena persona

La mayoría de la gente dice que sí. ¿Si murieras hoy (150.000 mil personas mueren en promedio cada 24 horas) y estuvieras delante de la Presencia Santa de Dios en el Día del Juicio Final, cómo crees que Él te consideraría? ¿Bueno o malo?

Existen diferentes definiciones de la palabra "bueno". Pero, delante del Dios Altísimo, Su criterio de bondad son los Diez Mandamientos, los que están en la Biblia. No son las definiciones de los hombres la vara de medir para el único Dios Vivo y Verdadero, Creador de todas las cosas cuanto existen, sino las Sagradas Escrituras que Él mismo inspiró a través de Su Espíritu Santo en aquellos hombres piadosos que la escribieron y la defendieron hasta la muerte con sus propias vidas. Así que, por favor, examina la Ley de Dios para saber si Él te declarará inocente o culpable en el juicio, y si tu destino eterno será el cielo o el infierno.

Con una conciencia sensible pregúntate si has obedecido lo siguiente:

1. «No tendrás dioses ajenos delante de mí" (Éxodo 20:3). ¿Has amado con toda tu alma, tu mente, tu corazón y tus fuerzas a Dios, más que todo lo demás en este mundo: familia, hijos, padres, pareja, dinero, poder, placer, etc?

2. «No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos» (Éxodo 20:4-6). ¿Te has hecho mentalmente un dios con el que te sientes más cómodo(a), uno que te conviene, que no castiga, que es sólo amor?

3. «No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano; porque no dará por inocente Jehová al que tomare su nombre en vano» (Éxodo 20:7). ¿Alguna vez has usado el nombre SANTÍSIMO de Dios para expresar un disgusto en chistes, truhanerías, o para jurar? Ejemplo: Oh mi Dios me golpeé el dedo. Te lo juro por Dios. «¡Dios mío!» «¡Jesús!» «Dios te oiga».

4. «Acuérdate del día de reposo para santificarlo. Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; más el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tu, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas. Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó» (Éxodo 20:8-11). ¿Lo has guardado?

5. «Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da» (Éxodo 20:12). ¿Nunca lo has desobedecido?

6. «No matarás» (Éxodo 20:13). Dios considera que odiar es lo mismo que asesinar, la sola intención de odiar en el corazón es pecado.

7. «No cometerás adulterio» (Éxodo 20:14). "Pero Yo (Jesús) os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón. Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno. Y si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala, y échala de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno" (Mateo 5:28-30). Esto incluye también las relaciones sexuales antes del matrimonio porque lo que va implícito es la obligación de guardar la ordenanza del matrimonio establecida por Dios en Su diseño original de la creación. Se prohíbe toda contaminación con impurezas físicas (cuerpo) y mentales (pensamientos). ¿Lo has guardado?

8. «No hurtarás» (Éxodo 20:15). ¿Alguna vez has robado algo? El valor del objeto no es el punto aquí sino la intención de tomar algo que no es tuyo, «apropiarse de lo que le pertenece a otro», la conculcación de los derechos ajenos. ¿Lo has guardado?

9. «No hablarás contra tu prójimo falso testimonio» (Éxodo 20:16). "No mentirás". ¿Has mentido aunque sea una vez en tu vida, incluso al responder estas preguntas, o aún mentiras piadosas o blancas?. Expresar calumnias sobre nuestro prójimo y hablar, dar testimonio y jurar falsamente contra el prójimo. ¿Lo has guardado?

10. «No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni ninguna cosa de tu prójimo» (Éxodo 20:17). ¿Alguna vez has deseado lo que otros tienen: casa, bienes materiales, carro, pareja, trabajo, sueldo, etc?

Las Sagradas Escrituras dicen: "¿O no sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No os dejéis engañar: ni los inmorales, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los difamadores, ni los estafadores heredarán el reino de Dios" (1ª Corintios 6:9-10). "Porque con certeza sabéis esto: que ningún inmoral, impuro, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios" (Efesios 5:5). "Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas NO heredarán el reino de Dios" (Gálatas 5:19-21). "Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos, ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén. Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío. Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen; estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican" (Romanos 1:24-32). "Afuera están los perros, los hechiceros, los inmorales, los asesinos, los idólatras y todo el que ama y practica la mentira" (Apocalipsis 22:15). "Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda" (Apocalipsis 21:8).

Dios juzgará nuestras palabras y pensamientos porque Él conoce las cosas que hacemos a escondidas, ocultas en lo más profundo de nuestra mente y corazón. "Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras" (Jeremías 17:9-10).

En el Día del Juicio, ¿te declararán inocente o culpable de violar Sus mandamientos? Puesto que Dios es bueno, tal vez pienses que pasará por alto tus pecados. Pero, es precisamente por su bondad que Él se asegurará de que recibas justicia. Él sería un Juez corrupto si pretendiera no ver la injusticia. Él tiene que juzgar tú rebelión y desobediencia. La Ley de Dios demanda justicia, y el castigo por pecar contra Él es la muerte y el infierno.

Tu problema es que no ves el pecado como Dios lo ve. Para Él, el pecado que está en todos nosotros es peor que la lepra, peor que cualquier cosa. Tan abominable es el pecado a los ojos de Dios que envió a su amado y Unigénito Hijo Jesucristo como el único camino para la salvación de nuestras almas. «Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro" (Romanos 6:23).

Dios mismo proveyó un medio en el que mostró a la vez Su Justicia y Su Bondad. Nosotros violamos la Ley, es por eso que todo en nosotros dice que merecemos el infierno, pero Él se hizo hombre para pagar el castigo. Jesús sufrió y murió en la cruz para satisfacer lo que la Ley demandaba. ¡Dios puede perdonarnos, librarnos de la condenación eterna y concedernos la vida eterna cuando muramos! Pero, quizá todavía pienses que tú puedes (de ahora en adelante) cumplir los Diez Mandamientos. Sin embargo, todavía hay una sentencia para ti. Un delincuente no puede presentarse delante del juez y decirle: "Señor Juez, yo sé que soy culpable de mi crimen, pero déjeme libre; le prometo que no voy a violar la ley nunca más". Si el juez lo deja libre sería injusto. O de repente dices: "De aquí en adelante me voy a portar bien"; pero el tiempo tampoco perdona los pecados ni los puede borrar. Están en ti y lo único que te queda es aceptarlo y cambiar de actitud, arrepentirse es cambiar de mentalidad, caminar en sentido contrario a la maldad y al pecado. Debes reconocer tus pecados y apelar al Salvador del Mundo: ¡Jesucristo!

Tu peor pecado sería rechazar el amor de Dios demostrado en JESUCRISTO y despreciar su sacrificio maravilloso en la cruz del calvario, negándole así toda la gloria, adoración y obediencia que Él se merece. Entonces, ¿QUÉ VAS A HACER DESPUÉS DE SABER ESTO? SEGUIR NEGÁNDOLO, O DAR TU VIDA POR ÉL?

Mucha gente piensa que Dios solamente es un Dios bueno y amoroso, pero ignoran lo que la Biblia dice: "Dios es juez justo, Y Dios está airado contra el impío todos los días" (Salmos 7:11). También dice que Dios: "... no tendrá por inocente al culpable" (Nahúm 1:3). ¿Lo sabías? También algunos niegan la veracidad de las Escrituras, pero sin embargo creen lo que los periódicos o la redes sociales dicen. Si este es tu caso, piensa en lo siguiente: la ÚNICA manera de conocer a Jesucristo, lo que Él hizo y todas sus obras, están narradas en la Biblia. Así que no niegues la verdad, no niegues lo que Dios dice y entiende lo que Él te dice por medio de este mensaje. Jesús dijo: "El tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios se ha acercado; arrepentíos y creed en el Evangelio" (Marcos 1:15). Evangelio es una palabra que significa "BUENAS NOTICIAS". Estas son las maravillosas y verdaderas noticias de SALVACIÓN en CRISTO JESÚS. Por eso, lo único que te queda es humillarte ante la Presencia de Dios tres veces Santo (Apocalipsis 4:8), Todopoderoso y Justo.

Tienes que:

1. ARREPENTIRTE de todos tus pecados; esto quiere decir confesarlos, dejarlos atrás y no seguir negando y ofendiendo a Dios. Cambiar de vida y transformar tu corazón con respecto al pecado y con respecto a Dios. El arrepentimiento es un MILAGRO otorgado por el ESPÍRITU SANTO, quien cambia tus deseos, pensamientos e intenciones. "Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad" (1ª Juan 1:9). "El que encubre sus pecados no prosperará; Mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia" (Proverbios 28:13). "Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público" (Mateo 6:6).

2. Colocar tu FE SÓLO en JESUCRISTO para recibir el perdón de Dios. Cuando Jesús sufrió en la cruz y resucitó al tercer día, Dios Todopoderoso demostró su gran amor. Las Escrituras dicen: "Más Dios demuestra su gran amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros" (Romanos 5:8). Jesucristo murió en la cruz pagando por tus pecados: "¡Consumado es!" (Juan 19:30). Tú merecías el castigo, pero Cristo tomó tu lugar. 

Eres libre de confiar en tu propia bondad y en tu justicia personal. Pero estarías afirmando que la muerte agonizante y terrible de Jesucristo en la cruz fue en vano, y no sirve. La Biblia dice: "Porque por GRACIA sois SALVOS por medio de la FE; y esto NO de vosotros, pues es DON de Dios; NO por OBRAS para que NADIE se GLORÍE" (Efesios 2:8-9). De repente tu pensabas que por hacer buenas obras tu podías entrar al cielo, pero aquí lo dice claramente: "... no por obras para que nadie se gloríe".

NO HAY OTRA FORMA EN QUE PUEDAS SER SALVO. Las Sagradas Escrituras dicen: "Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos" (Hechos 4:12). No es por medio de pertenecer a determinada iglesia en especial, ni por medio de alguna otra persona, ni es por buenas obras. Es por fe en el perfecto Hijo de Dios. Tú no puedes ganarte el cielo. Cuando Jesús dijo que creyéramos en Él, quiso decir que deberíamos tener fe en Él, entregar nuestras vidas a Él, vivir para Él y no seguir pecando y ofendiendo a Dios. "Jesús dijo: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará. Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?" (Mateo 16:24-27). "Jesús dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí" (Juan 14:6).

La Biblia dice: "Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio" (Hebreos 9:27).

No rechaces el Evangelio de Cristo: "Pues conocemos al que dijo: Mía es la venganza, yo daré el pago, dice el Señor. Y otra vez: El Señor juzgará a su pueblo. "!Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo!" (Hebreos 10:30-31).

Te ruego que no mueras sin Cristo Jesús. Si mueres sin haberte arrepentido de tus pecados, no habrá una segunda oportunidad para ti. Enfrentarás la justicia de Dios y terminarás en el infierno para siempre. Jesús mismo dijo que el "infierno es un lugar de tormento eterno, donde el gusano no muere y el fuego no se apaga" (Marcos 9:43-44). Cualquier problema que tengas ahora es insignificante en comparación con el problema en que estás frente a tu Creador.

La ira santa de Dios está ahora sobre ti porque hasta ahora has despreciado el amor de Dios Padre y Creador demostrado en el sacrificio de la sangre de Su Hijo Jesucristo en la cruz del calvario (Juan 3:36). Así que, arrepiéntete ahora mismo, cree que Cristo Jesús puede salvarte, y pasarás de muerte espiritual a vida eterna. Luego, lee la Biblia cada día y obedece lo que leas en ella.

1 comentario:

  1. El dia de ayer publicaron una predica que hablaba sobre el adulterio. No tengo el nombbre del expositor ni el titulo de la preduca, ojala me pudieran decir como puedo volver a escucharla.saludos.gracias por su atencion.

    ResponderEliminar